Viaje

¿Falta mucho? No. ¿Falta mucho? No. ¿Tenemos algún juego para el viaje? Tal vez…

Viajar jugando

Todos somos capaces de reconocer esta escena en un coche dirigiéndonos a nuestro destino de vacaciones. Las esperas son largas, y más para aquellos que no están acostumbrados a esperar.

Los juegos para viaje suelen ser muy similares a los juegos tradicionales, aunque cuentan con una peculiaridad, y es que suelen ser más pequeños.

jugar viajando

Podemos encontrar juegos diseñados especialmente para viajar, con un formato más reducido.

Además no sólo viajamos en coche. Muchas veces nuestro método de transporte puede ser el tren, el avión o ¿por qué no, el barco?

En cada uno de estos vehículos podemos contar con diferentes ambientes y por supuesto con diferentes equipajes.

Existen varias maneras de hacer que el tiempo pase más rápido mientras viajamos

Tipos de juegos para viajar

Juegos físicos

En este tipo de juegos educativos podemos reunir todos aquellos que precisan de un tablero, de unas cartas o de unas fichas, por ejemplo. Es decir, necesitamos un elemento material para poder jugar con ellos.cubo de rubik

Juegos intelectuales

Sin embargo, éste es un momento ideal para hacer volar la imaginación. Y podemos llegar a encontrar una gran cantidad de juegos en los que el único requisito para jugar son las ganas de pasarlo bien.

Beneficios de los juegos educativos para viajar.

En los últimos años, cada vez más, los viajes se convierten en una cuestión de soledad. La tecnología nos aísla del resto de integrantes del grupo y tendemos a distanciarnos.

Gracias a los juegos podemos romper con esas barreras y pasar horas y horas de buenos momentos juntos, justo antes de llegar a nuestro hotel, apartamento o camping en el que pasar esas semanas del caluroso verano.

Uno de los mayores beneficios que tiene el hecho de jugar mientras viajamos es el de poder relacionarnos y conocer mucho mejor a nuestra familia o amigos.

Así que vamos a dejar de lado las tablets, smartphones y los ordenadores y vamos a jugar con los demás. Ya seamos niños o adultos, seguro que encontramos el juego que nos hace más llevadero el viaje.