Nova Luna – el juego abstracto

Nova Luna es un juego de mesa publicado en español por SD Games. El juego es muy parecido a Azul, ya que también es un juego abstracto, pero en este caso está inspirado en la astronomía clásica que hace que atraiga las miradas.

Características

Número de jugadores 👫1 – 4 jugadores
Tiempo de partida ⏱30 – 60 minutos
Edad recomendada 🎂+8 años
¿Qué trabajamos? 🧠Sentido visual y capacidad intelectual
Idiomas 🌍Español
Contenido del juego 📦Tablero de Luna, marcador de Luna, 84 discos de madera, 68 losetas de cartón y el reglamento
Modalidad  👥Competitivo
Tipo 🎲Estratégico
Editorial 📚SD Games
Nuestra valoración ⭐️★★★★

¿Cómo se juega?

El objetivo en Nova Luna es acabar con los discos de tu color antes que el resto de contrincantes. Para poder colocar los discos, los jugadores deben tomar losetas, que colocarán en su zona de juego, y completas las tareas que vienen ilustradas sobre esas mismas losetas.

Preparación de la partida

Prepracion partida Nova luna

Antes de jugar se debe preparar la partida. Para eso se debe colocar el tablero de Luna en el centro de la mesa, con el marcador de Luna en el espacio superior. A continuación, se deben mezclar las losetas y rellenar los espacios del tablero, comenzando por el marcador de luna y siguiendo en el sentido de las agujas del reloj. Con las losetas sobrantes se hacen diversas pilas bocabajo. Entonces cada jugador escoge un color y recibe los discos al color correspondiente. Finalmente, cada uno pone un disco en la casilla inicial, apilándolo sobre los anteriores.

La partida

Una partida de Nova Luna se desarrolla por turnos. Empieza el jugador cuyo disco se encuentre en la parte superior de la pila. Luego se va jugando con el disco que se encuentre más retrasado en el track de tiempo. A partir de aquí en cada turno se deben realizar distintas acciones:

En primer lugar, deben tomar una de las tres losetas que se encuentren en sentido horario respecto a la posición de la media luna. Una vez hayan cogido una de ellas, avanzarán en el tiempo tantas casillas como indique la loseta, y colocarán la loseta en la zona del jugador de modo que toda nueva loseta se coloque adyacente a lo construido anteriormente. El marcador de Luna se debe poner en el lugar de donde se ha sacado la loseta. Finalmente, se comprueba si se ha completado alguna tarea de las losetas presentes la zona del jugador, colocando discos sobre ellas. Una tarea se completa cuando se cumplen los requisitos de cantidad y de color de losetas ortogonalmente adyacentes a ellas.

Tras esto, el turno pasa al jugador con el marcador de tiempo en la posición más retrasada.

Cuando queden menos de tres losetas alrededor del tablero central, el jugador activo puede decidir si quiere robar y reponer la reserva o seguir tomando alguna de las restantes. Debe valorar bien si le interesan esas losetas, ya que si rellena el tablero (a partir del marcador de luna) posiblemente ya no pueda acceder a ellas por la distancia respecto a la luna.

Final de la partida

La partida finaliza inmediatamente cuando un jugador consigue colocar su último disco o bien cuando se terminen todas las losetas. El jugador que haya acabado con sus discos o que tenga menos discos será el ganador de la partida.

Conclusión

Nova Luna es un juego de corte abstracto en el que los jugadores competirán por ser los primeros en completar una serie de tareas antes que sus rivales. Además, este juego encaja muy bien en el público familiar, pese a la inicial abstracción de las adyacencias que puede generar en jugadores poco habituados, pero que puede satisfacer a los más jugones.

La pregunta importante ¿merece la pena hacerse con este diseño habiendo tanta competencia en el mercado en cuanto a juegos de corte abstracto con mecánicas de draft y construcción de patrones? Pues, nuestra respuesta es ¡SI!

En primer lugar, por el factor carrera, ya que los jugadores deben competir por ver quien consigue un objetivo con menos turnos y/o elementos. Es cierto que, por ejemplo, Azul, también tiene un componente similar. Pero es que en este caso se dejan de lado los puntos de victoria y el ganador será el primero en alcanzar el objetivo.

Además, es un juego bastante estratégico, ya que no basta con buscar la loseta optima, sino que hay que valorar en qué posición va a quedar el marcador de luna para el siguiente jugador y, en la medida de lo posible, intentar evitar dejarle una loseta perfecta según su despliegue.

Otro de sus atractivos, más allá de lo sencillo y directo de reglas que es, recae en la posibilidad de poder gestionar la duración de las partidas. Aunque en el reglamento encontremos una opción para «partidas cortas» retirando algunas fichas por jugador, nadie te impide ajustarlo a tu gusto.

El tema de la escalabilidad es uno de los puntos negativos. A dos jugadores creemos que funciona muy bien, y hay margen suficiente para planificar adecuadamente. A tres ya se introduce un poco de caos, pero a cuatro ya es un desmadre, porque en cada reposición, si los jugadores utilizan en media la misma cantidad de unidades de tiempo, obtendrán 3-4 losetas. Esto le resta carga estratégica y puede que lo haga menos interesante, además de que la partida se alarga (habrá que reponer más veces y será más difícil completar tareas). Además no se altera el número de tareas a completar. Por todo eso, creemos que a dos-tres jugadores es como funciona mejor.

Juego Nova luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: