Polilla Tramposa

La Polilla Tramposa es un juego de cartas en el que está permitido hacer trampas. En MisJuegosEducativos.com vamos a mostraros la mejor reseña sobre éste maravilloso pasatiempo.

Polilla Tramposa

Características del juego

Número de jugadores 👫3 a 5 jugadores
Tiempo de partida ⏱15-25 minutos
Edad recomendada 👶+7 años
¿Qué trabajamos? 🧠Estrategia
Idiomas 🌍Español, catalán, portugués
Contenido del juego 📦20 cartas de acción, 43 de números, 8 polillas tramposas, 1 chinche guardián y el reglamento
Modalidad  👥Competitivo
Tipo 🎲Cartas
Editorial 📚Devir
Nuestra valoración ⭐️★★★★

¿Cómo se juega?

El objetivo del juego será quedarse sin cartas antes que los rivales, y para eso se tendrá que hacer trampas; eso sí, siguiendo unas reglas.

Dinámica del juego

Para comenzar el juego se debe dar al jugador de más edad la carta de chinche guardián. Este jugador jugará igual pero con la condición de que no podrá hacer trampas mientras tenga esta carta. Durante ese tiempo será el encargado de vigilar al resto de jugadores y descubrirlos en el caso de que hagan trampas.

El resto de cartas se mezclan, se reparten 8 cartas a cada jugador y las que sobran en un montón encima de la mesa. Se gira la carta superior. Si esta carta es una carta de acción, la acción no se lleva a cabo; pero se tiene en cuenta el número de la carta.

cartas polillas

El jugador que tiene el chinche guardián comienza tirando una de sus cartas (tiene que ser el número inmediatamente superior o inferior a la carta que se ha destapado). En caso de no tener una carta que se pueda tirar, se deberá robar una de la pila y pasar el turno.

Dentro del mazo habrá cartas numeradas del 1 al 5, algunas neutrales y otras con ciertos efectos añadidos.

Cartas de acción

Araña

Carta araña: permite entregar una de las cartas (pero no una polilla tramposa) a uno de los rivales.

mosquito

Carta Mosquito: todos excepto el jugador que ha usado esta carta, deben colocar su mano plana sobre la carta de mosquito lo más rápido posible. El último jugador en hacerlo, recibe una carta de todos los demás jugadores.

cucaracha

Carta Cucaracha: todos los jugadores intentarán colocar una carta del mismo valor encima de ella, pero solo el más rápido será el que consiga deshacerse de esta carta. 

hormiga

Carta hormiga:  todos los jugadores robarán una carta de la pila excepto el jugador que ha usado esta carta.

Polilla tramposa

Estas cartas no se pueden jugar en el mazo central y tampoco pueden darse a ningún otro jugador. ¿Cómo se puede entonces deshacerse de ella? Fácil: Haciendo trampas.

La carta de La Polilla Tramposa es la única que solo se puede deshacer de ella haciendo trampas. El único jugador que podrá deshacerse de esta en la pila de descarte, es el guardián, ya que este no puede hacer trampas.

Cómo hacer trampas

Se puede hacer desaparecer cualquier carta de la mano (escondiéndola, meterla en el montón, dejarla caer, etc), siempre de una en una. Pero para hacerlo hay que seguir unas normas:

  • Se debe tener las cartas en la mano y encima de la mesa, ya que deben estar visibles. No vale esconderlas debajo de la mesa.
  • No se puede hacer desaparecer más de una carta a la vez.
  • La última carta no se puede hacer desaparecer haciendo trampas.
  • Si el chinche guardián atrapa a un jugador haciendo trampas, los otros jugadores no puede hacer trampas mientras se resuelve la acción.

Chinché guardián

Quién tenga la carta de chinché guardián deberá deshacerse de sus cartas sin hacer trampas.

Su objetivo será vigilar al resto para pillarlos cuando hagan trampas. Cuando lo pille deberá decir en voz alta: «¡Té pille!«. En ese momento el juego deberá detenerse para resolver esta acción. 

El jugador acusado deberá devolver a su mano la carta que quería hacer desaparecer. Además, el guardián le entregará una de sus cartas. En el caso de ser acusado injustamente, el guardián deberá robar una carta de la pila y continuará siendo el guardián.

Aunque un jugador vea que otro está haciendo trampas, si no es el guardián no podrá decir nada.

Polillas y chinche

Final de la partida

La ronda finaliza cuando uno de los jugadores se ha quedado sin cartas en la mano.

En la siguiente ronda, el jugador de la izquierda del jugador que comenzó con el chinche guardián, recibirá esta carta y comenzará a jugar. Lo bueno es hacer tantas rondas como jugadores hay. Una vez terminadas todas las rondas, ganará el jugador que tenga menos puntos negativos.

Puntuaciones de la ronda:

  • Las cartas de número valen -1 punto.
  • Las cartas de acción valen -5 puntos.
  • Las cartas de polilla mentirosa valen -10 puntos.

Conclusión

La Polilla Tramposa es un juego muy sencillo en el que se puede jugar con toda la familia y los amigos. Además las risas están aseguradas.

Un inconveniente que encontramos es que no sea para más jugadores y que no haya más chinches guardianes.

A parte de eso, es un juego que triunfa en cualquier reunión, en una casa rural o durante una cena con amigos.

¿Os animáis?

Productos relacionados

EL ABEJORRO TRAMPOSOENSALADA DE BICHOS
👫 3-5 jugadores👫 2-6 jugadores
👶 +7 años👶 +6 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: