Color Line

Color Line es uno de los juegos del catálogo de la editorial Cayro The Games. En MisJuegosEducativos.com vamos a mostraros la mejor reseña sobre éste maravilloso pasatiempo.

Características

Número de jugadores 👫2 – 4 jugadores
Tiempo de partida ⏱15 minutos
Edad recomendada 🎂+5 años
¿Qué trabajamos? 🧠Motricidad fina, visión espacial, atención, coordinación oculo-manual
Idiomas 🌍Español y inglés
Contenido del juego 📦Tarjetas perforadas con colores, bolas de colores, cilindro dispensador de bolas, un timbre e instrucciones.
Modalidad  👥Competitivo
Tipo 🎲Agilidad
Editorial 📚Cayro The Games
Nuestra valoración ⭐️★★★★★

¿Cómo se juega?

Color Line es un juego con una mecánica conocida, ya que se parece al bingo de toda la vida. Además es un juego que requiere muy poco tiempo de preparación y es fácil de explicar. Sus partidas no son para nada largas y eso lo hace aún más apetecible de jugar.

Preparación

Preparación Color Line

En primer lugar se llena el cilindro con todas las bolas de colores. La parte móvil se levanta y al dejarse caer revela una bolita de un color de las que contiene en el interior. Es importante agitarlo bien antes de empezar para que las bolas estén lo más mezcladas posible.

Luego se coloca el cilindro y el timbre en el centro de la mesa para que lleguen todos los jugadores. Por último se reparte un cartón con un código de colores a cada jugador.

Mecánica

Comienza el jugador más joven. Éste levantará el cilindro y lo dejará caer suavemente. Entonces aparecerá una bola de color.  Si esa bola de color coincide con uno de los colores del cartón, se deberá ser el más rápido en pulsar el timbre. Si se ha sido el primero, se lleva la bola y la coloca en su lugar correspondiente.

En el caso de que el jugador se haya equivocado y ese color no lo necesite, como penalización deberá devolver una de las bolas que ya tenía en su cartón.

A continuación, se pasa el cilindro al siguiente jugador y se repite todo el proceso de la misma manera.

Final de la partida

El juego termina cuando uno de los jugadores completa su cartón de colores.

Adaptaciones de Color Line

En las propias instrucciones del juego proponen otro modo para jugadores más experimentados. Hay que coger los colores en el orden en el que aparecen en el cartón, de izquierda a derecha. Si el color anterior no se tiene puesto en el cartón, no se puede coger la bola de algún otro color para colocarla.

Conclusión

Color Line es un juego sencillo, perfecto para iniciar a los infantes en los juegos de mesa, ya que a priori solo requiere el reconocimiento de colores, pero como siempre, también tiene múltiples beneficios.

Es un juego que recomendamos mucho para los más peques. El hecho de que sea fácil y rápido hace que muestren mucho interés y todos os lo paséis en grande. A nosotros nos recuerda un poco al Speed Cups, ya que también requiere de agilidad.

Además, es un juego muy útil en las aulas, ya que se puede adaptar a ciertos ámbitos y trabajarlos a partir del juego.

Color Line

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: